DESMINERALIZACIÓN POR OSMOSIS INVERSA

La ósmosis inversa es la tecnología más fiable y rentable para la producción de agua de alta pureza para su uso en procesos industriales.
Se puede utilizar para producir agua desmineralizada y ultrapura.

Dado que se trata de un proceso de filtración física, no se produce ninguna adición de productos químicos y no hay generación de efluentes que eliminar.

Los costos operativos relacionados con las plantas de ósmosis inversa son muy bajos, ya que solo hay que presurizar el líquido que se va a tratar. Además, el proceso implica el uso de membranas diseñadas específicamente para este propósito y que, por lo tanto, garantizan una larga vida útil.

Debido al tamaño muy pequeño de los poros de las membranas que se utilizan, esta tecnología permite lograr en un solo paso varias etapas fundamentales de purificación, incluyendo:

  • Desmineralización.
  • Eliminación total de sólidos en suspensión.
  • Eliminación de contaminantes microbiológicos (bacterias, virus, endotoxinas, etc.).